Algo nuevo comienza...

¡Hola a todos! Este es mi blog personal. Como bien dice el título, además de ser mi lugar personal, donde os iré informando a todos los que queréis saber de mí, sobre las pequeñas y grandes cosas comentables que continuamente nos ocurren, me gustaría que fuese eso; una encrucijada; donde se juntan diferentes y distantes mundos, que tal vez de otro modo nunca se encontrasen. Ahora el destino lo quiere así.Habrá opiniones sobre lo humano y lo divino, sobre lo políticamente correcto y sobre lo que no lo es tanto. Sobre temas incómodos y sobre los que todo el mundo quiere hablar. Sobre equilibrio y desequilibrio; sobre justicia y paz; sobre alimentación natural; sobre deporte y política; sobre amistad y vida social; sobre amor y trascendencia... En fin, sobre tantas cosas y tantos mundos...Un abrazo a todos y a todas.

domingo, 4 de enero de 2009

La dichosa crisis

Buenas,

Ya estamos de nuevo por aquí. Últimamente se me había pedido pública y privadamente que escribiera algo sobre la crisis. Puse un pequeño comentario en una entrada anterior, y también la famosa encuesta. Y dado que no soy economista, pero sí que tuve que aprobar una asignatura llamada "economía" cuando estudiaba administrativo, pues vamos a ponernos a ello.

En primer lugar, hay que decir que sobre esto se ha dicho ya todo o casi todo. Si buscamos ahora mismo en google la palabra "crisis"... bueno, pues tenemos para leer sin parar probablemente durante años. Hay explicaciones técnicas excelentes, como las que nos propone Leopoldo Abadía en su blog. También hay análisis de todo tipo de personajes que se consideran con autoridad para emitir un juicio moral sobre el tema, porque es lo que se lleva. Hasta la prensa rosa opina sobre el asunto, de forma que a veces parece haberse banalizado. Ya se habla sobre cuánto durará esto, cuánto nos apretará y cómo saldremos como si se hablara de quién ganará la liga de fútbol o qué tipo de camisetas se llevarán el próximo verano. Y es que claro; en democracia, todos opinamos y decidimos... y se nos va olvidando que tenemos dos oídos y sólo una boca para que escuchemos el doble de lo que hablamos.

Como ya digo, no voy a hacer nuevas aclaraciones técnicas sobre lo que se ha explicado ya, muy bien por cierto en algunos sitios. Pero se me ocurren algunas reflexiones:

Parece haberse localizado al culpable: los que elaboraron, diseñaron, distribuyeron y mundializaron las famosas "hipotecas basura". ¡Qué bien cuando se encuentra un culpable! Ya tenemos a quién satanizar, a quién culpabilizar, a quién decir: "paga tú la que has preparado". Yo no sé si entre nosotros habrá mucha gente que habría evitado este proceder en caso de haberse visto trabajando en el mundo financiero, o si le hubiésemos reprochado a un familiar directo el haberlo hecho. Y no pretendo justificar su actuación, sólo me hago esa pregunta, y os invito a hacérosla.

Reprochamos a las empresas que quieren "sacar tajada" de todo esto. Resulta indignante que no puedan soportar un "pequeño período" de pérdidas, así como antes tuvieron ganancias. Pero tampoco veo, entre los ambientes en los que ando, con gente de clase media, que nadie esté dispuesta a perder nada a nivel particular. Supongo que si yo puedo decir "yo no he ocasionado esto", hay muchos jefes y empresarios que podrían decir lo mismo con tanta razón como yo. Porque no hay que olvidar que yo también me he beneficiado en mi nivel de vida, por ejemplo, de que a los países del llamado "Tercer Mundo" se les haya explotado. Es sorprendente la facilidad que tenemos para situarnos en todos los debates como parte del "sector perjudicado".

Seguimos más centrados en buscar culpables que en encontrar soluciones. Claro, es más entretenido, y podemos seguir remarcando una vez más que la culpa la tienen otros, como casi siempre. Y cuando se buscan soluciones, suelen ser de linchamiento hacia los culpables, o parches y arreglos para salir del paso. Pocas veces se habla de cambios de fondo.

¿Y qué es un "cambio de fondo"? Pues probablemente no pueda ser menos que un replanteamiento de modelo socio-económico de vida, porque si algo creo que nos enseña esta crisis es que el modelo actual no es sostenible. Sí, sí, ese modelo que tanto criticamos muchas veces pero que no estamos dispuestos a abandonar tan fácilmente; ese modelo que creemos que ya es ecológico por separar los residuos en contenedores de colores diferentes. Ese modelo que considera que hay que producir bienes de consumo hasta el infinito, aunque no sean necesarios, para que todo funcione.

Puede que haya llegado el momento de librarse de miedos; incluso del miedo al cambio. ¿A ti qué te parece?

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece muy acertada la opinión que expresas. Esta crisis debiera hacernos replantear el sistema economico mundial, el sistema finaciero y el capitalismo con su sistema de expoliación de los recursos de los paises más pobres. Este sistema no es sostenible. Es la hora de volver a ser utopicos y de plantearnos un nuevo socialismo. Cuando hablo de socialismo no me refiero ni al metodo sovietico, ni a los del PSOE(que no son muy socialistas que digamos). Socialismo en cuanto a la lucha conjunta por los intereses comunes. Hoy más que nunca, otro mundo es posible, justo y necesario.

Sin pensarlo dijo...

Desde mi hipocresía, y acomodamiento/apoltronamiento/ apalancamiento social, laboral y ético te digo: aplícate el cuento.

¿De qué vale decir cómo sería un mundo mejor, cuando haces lo que critícas (me aplico el cuento), eres una pieza más del entramado del sistema (yo también)....y yo qué se que más?

Algo no funciona. Este mundo no es posible ni justo, eso no tiene vuelta atrás. La verdadera crisis está por llegar.

Jose Luis dijo...

A ver, señor Sin Pensarlo...

No sé si la hipocresía es tuya, cada uno sabrá si la tiene o no. No todo lo que decimos que escapa del discurso habitual de nuestros círculos, va como algo personal contra nadie. Quien sabe que no tiene que ver con lo que digo, no puede sentirse ofendido por algo que no va con él.

Y no sé si sabes leer, pero escribo en primera persona del plural, es decir; eso significa que me incluyo en lo que estoy poniendo. Se da por entendido que por supuesto que tendré que aplicarme el cuento. Eso son pajas mentales que surjen desde mí, y no para decir a nadie: "haced, hagan, o deberíais..."
No he empezado así ninguno de mis artículos, y espero no hacerlo.

No siempre podremos poner lo que los demás esperan que pongamos. Y me parece bien que tú hagas lo propio.

Saludos

Sin pensarlo dijo...

Quien dijo "te" dijo "os".

En parte me ha salido el tiro por la culata.

Pero la idea en esencia está: meter un poco de cizaña...porque el tema lo merece.

Las interpretaciones son libres...el lenguaje (escrito en este caso) al igual que las personas es imperfecto.

שלום

Jose Luis dijo...

Me parece bien lo que comentas de crear debate y algo de polémica; porque sí que es cierto que las cosas no son ni tan negras ni tan blancas, no está tan claro quiénes son y dónde están "los buenos" y "los malos".

Sin pensarlo dijo...

Bueno....normalmente los malos siempre son "los otros"...jeje
lo jodido es que en este mundo además de los malos también están los más malos, los peores y los mucho peores...y todos estos siempre tienen algún jefe.

Bueno, a ver si alguien más se anima a opinar sobre la crisis!!!

Raúl Arkaia dijo...

Saludos, José Luis: pues sí, no te falta razón. No puedo decir más que eso.

Un saludo.

Anónimo dijo...

ante todo un saludo a todos aquellos lectores y usuarios del blog.Esta crisis la ha creado nuestro sistema socioeconómico elegido es decir el CAPITALISMO.Ese sistema en el que hasta ahora todos hemos creído, y digo todos porque todos nos hemos aprovechado de sus vicios en sus diferentes vertientes.Que ocurre ahora ,que nuestro sistema madre va a ser quien fagocite parte de nuestras ilusiones.Es la máxima expresión del Capitalismo:Yo padre genero riqueza para que ningún hijo mío pase hambre y así en cadena hago lo mismo con los míos siguentes.El problema esta cuando todos los padres hacemos lo mismo.Al final no hay sitio para que todos seamos ricos y la única forma de conseguirlo es apartando al de al lado sea al precio que sea.Este modelo socioeconómico va a fagocitar a parte de nuestros hijos porque no hay sitio para todos.Esa riqueza utópica no llega para todos.Nos han dejado enriquecernos(endeudarnos)para ahora apresarnos.Esa es la consecuecia de lo labrado en el pasado.Sin más un saludo