Algo nuevo comienza...

¡Hola a todos! Este es mi blog personal. Como bien dice el título, además de ser mi lugar personal, donde os iré informando a todos los que queréis saber de mí, sobre las pequeñas y grandes cosas comentables que continuamente nos ocurren, me gustaría que fuese eso; una encrucijada; donde se juntan diferentes y distantes mundos, que tal vez de otro modo nunca se encontrasen. Ahora el destino lo quiere así.Habrá opiniones sobre lo humano y lo divino, sobre lo políticamente correcto y sobre lo que no lo es tanto. Sobre temas incómodos y sobre los que todo el mundo quiere hablar. Sobre equilibrio y desequilibrio; sobre justicia y paz; sobre alimentación natural; sobre deporte y política; sobre amistad y vida social; sobre amor y trascendencia... En fin, sobre tantas cosas y tantos mundos...Un abrazo a todos y a todas.

lunes, 9 de febrero de 2009

Camino

Andaba yo pensando algún tema sobre el que escribir. Y no es que uno no tenga nada interesante en su vida, qué va; la considero suficientemente plena e intensa, aunque muchas veces no en el sentido en que hoy en día se entiende la intensidad ni la plenitud. Pero buscaba yo algún tema "para todos los públicos", no sólo para "iniciados" en algunas aficiones o temas que conozco y que, desafortunadamente, sólo suenan conocidos para una reducida minoría.

Y ayer casualmente me topé de bruces con lo que buscaba. Ahora lo escribo, no ya como pensaba (para "cumplir" con mis visitantes), sino más como una necesidad vital. Necesito compartir mis impresiones sobre tal experiencia.

Fui al cine a ver la película "Camino". Hay ocasiones en las que uno va al cine, se entretiene un rato y ya está. Después de la sesión sólo quedarán cuatro vagos recuerdos y aquellos pequeños momentos en que nos sorprendió, nos emocionó o nos hizo reir a carcajadas. Y generalmente opinaremos: "no estuvo mal", o "un poco floja, para mi gusto", "muy empalagosa", "demasiado previsible", etc.

Pero ayer no ocurrió tal cosa. Yo no sé si el lector habrá visto esta película; para aquellos que no, decir (para saber un poco de qué estamos hablando) es una historia inspirada en un caso real, de una niña con un cáncer muy agresivo, y su vida y la de los suyos en los últimos meses. Hay veces en las que, sin esperarlo, nos topamos con el sufrimiento y la desesperación elevados al infinito, y este nos toca, más aún nos trastoca, nos deja noqueados y no sabemos qué decir, ni qué pensar, ni cómo reaccionar, ni qué sentido tiene todo. Aún un día después, me cuesta apartar de mi mente ese rostro desencajado de dolor y tristeza que sólo un tiempo atrás era una alegre y preciosa niña de ojos redondos y brillantes ilusionada con un mundo que empezaba a conocer desde su incipiente adolescencia.

Alguien podrá decir, no falto de verdad ni de razón, que estas cosas y situaciones existen desde que el mundo es mundo, que es ley de vida, que "parece mentira que te des cuenta ahora de que esto pasa", "yo conozco tal caso parecido", etc. De acuerdo, lo reconozco, ahí no discutiré. Soy débil y frágil. Y es cierto también que este planeta está lleno de situaciones de extremo sufrimiento, que aquellos que deciden -con nuestro consentimiento y complicidad a veces involuntaria- no hacen sino permitir que día tras día haya más y más. Tal vez soy de esos pobres ilusos que todavía hoy, en estos tiempos que corren, piensan que este mundo puede también ser fuente de felicidad, alegría y plenitud.

Pero, qué queréis que os diga. También Jesús lloró amargamente cuando vio muerto a su amigo Lázaro. Porque algo ocurre cuando ponemos un rostro, nombre y apellidos a una situación, a un problema abstracto, por muy conocido que sea. Porque entonces se hace nuestro, nos hacemos arte y parte. Es cuando ya no valen razonamientos, ni valoraciones objetivas, ni frios análisis de la realidad. Y su batalla por aferrarse a la vida se hace también nuestra bandera.

Y siendo mi bandera, me sublevo y rebelo contra la idea de la resignación, la de la negación de la dignidad por conseguir la perfección. Protesto contra la idea que subyace en muchos personajes, por la que "estamos aquí para eso". Y si es necesario, me levanto en armas con formato texto contra la idea que también aparece, de "buscar mártires para la causa". Señores, basta de desear dolor ajeno para unos ideales, los que sean. En el mundo hay demasiados mártires ya. Por favor. Basta de manipular corazones sencillos. Porque no todo vale "por la causa"; sobre todo cuando esta causa es un concepto abstracto y bastante discutible. Es espeluznante cómo algunas personas han transformado y desvirtuado la palabra "amor". Se suele acusar a los frívolos y hedonistas de hacerlo; pero ahora yo acuso a otros que me dan más miedo aún: a quienes lo equiparan con negación, resignación y dolor gratuito. Gente que suelen pedir a otros grandes niveles de perfección y virtud, casi siempre a través de normas y leyes y muy pocas veces con amor y compasión, que es lo que este mundo realmente necesita. La vida en su naturaleza ya es suficientemente complicada como para que contribuyamos a hacerla más aún con absurdas competiciones entre el bien (nosotros) y el mal (los que piensan distinto), sobre quién es más puro y mejor. Por favor.

12 comentarios:

Raúl Arkaia dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo, querido José Luis. Si bien no he visto la película, me han dicho que trata -hasta cierto punto- del Opus Dei. He tenido ocasión de conocer a buena gente en ese grupo, digo "buena gente" en el sentido más pleno del término. Del mismo modo, hay otros miembros a los que no invitaría ni a cervezas.

Sencillamente, me rijo por las viejas fórmulas que tanto arraigo y éxito nos han brindado en el pasado. Por sus frutos los conoceréis, reza el dicho. Pues eso. Me quedo con los frutos del amor. Lo demás, es aderezo y fuego de artificio.

Un abrazo.

Jose Luis dijo...

No sé muy bien a qué viejas fórmulas te refieres; pero desde luego lo de "por sus frutos los conoceréis" es algo que nunca falla.

Encantado de leerte por aquí, Raúl.

Sin pensarlo dijo...

Esta película ya dió que hablar hace unos meses....de hecho en un blog (de un miembro del Opus por cierto), la réplica de comentarios se aproximó a los 300. Y es que hay opiniones para todos los gustos...yo de momento he aprovechado para leer algunas de ellas y buscar más opiniones sobre la película, el director, el origen de la historia etc. Lo que si te puedo decir es que la película, como tal, se merece los premios que ha ganado....no se si todos porque no estoy al tanto de ellos, ni de muchos aspectos técnicos a nivel cinematográfico... la fotografía, la música y muchas cosas más muy bien. Otro día me meto con otros asuntos...

Jose Luis dijo...

Sí, no me extraña que tuviera semejante nivel de réplicas, porque el tema puede dar para mucho. Y eso sin necesidad de entrar en aspectos técnicos cinematográficos, sobre los que yo, por otra parte, tampoco entiendo demasiado.

Si consigues más información sobre la historia real y cómo llegó a interesar al Director de la peli, ya contarás.

Sin pensarlo dijo...

El problema, en definitiva la polémica, surge por un malentendido, es decir, algunos pensaban que iba a ser una película que contaba una historia real, cuando en realidad Javier Fesser se ha inspirado en un hecho real para escribir un guión y crear una película, su película. Hay gente que se ha sentido ofendida. Pienso que no hay que confundir las cosas, y en parte es lo que ha ocurrido, no hay que confundir a los personajes de una película con personas reales.
Web de Alexia: http://www.alexiagb.org/
Opiniones etc:
http://www.agusalonso.es/2008/09/camino-de-javier-fesser.html
http://www.gaceta.es/16-10-2008+informe_completo_camino,noticia,16,16,35032
http://www.gaceta.es/15-10-2008+fesser_reconoce_que_camino_no_es_biografia_alexia_solo_su_hipotesis,noticia_1img,16,16,34672

Sin pensarlo dijo...

El problema, en definitiva la polémica, surge por un malentendido, es decir, algunos pensaban que iba a ser una película que contaba una historia real, cuando en realidad Javier Fesser se ha inspirado en un hecho real para escribir un guión y crear una película, su película. Hay gente que se ha sentido ofendida. Pienso que no hay que confundir las cosas, y en parte es lo que ha ocurrido, no hay que confundir a los personajes de una película con personas reales.
Web de Alexia: http://www.alexiagb.org/
Opiniones etc:
http://www.agusalonso.es/2008/09/camino-de-javier-fesser.html
http://www.gaceta.es/16-10-2008+informe_completo_camino,noticia,16,16,35032
http://www.gaceta.es/15-10-2008+fesser_reconoce_que_camino_no_es_biografia_alexia_solo_su_hipotesis,noticia_1img,16,16,34672

Jose Luis dijo...

Están bien esas aclaraciones, Javi. Todo en su justo punto.
De todas formas, esas actitudes de negación y resignación, y de parecer que "cuando peor, mejor", no me son desconocidas en la vida real. Y contra ellas, de forma general, arremeto. Cada uno sabrá si las respalda o no en su foro interno. Y cada uno también sabrá si su organización o colectivo (cualquiera que sea) antepone las ideas a las personas o no.

Es estupendo poder compartir y comentar de esta forma. Gracias por vuestras aportaciones, una vez más.

Raúl Arkaia dijo...

Aúpa, JOsé Luis:
Cuando hablaba de las viejas fórmulas me refería al Evangelio, sin más.

Un abrazo, amigo mío.

Aga dijo...

Como de costumbre un muy acertado comentario sobre la pelicula. Aunque yo no la he visto personalmente me suena el tema. Tambien muy acertados otros comentarios que aparecen. Personalmente me declaro creyente en el Dios de Jesús de Nazaret. Jesús vino para traernos vida en abundancia. No se como en el nombre de Dios se ha podido causar tanto daño a lo largo de la historia. Yo tambien me indigno ante los apostoles del dolor, la resignación, etc. Aquellos que ponen pesadas losas sobre las espaldas de los hombres y estan todo el día dictando normas y dogmas desde sus altares, minaretes o rascacielos de poder. Aquellos que tiran la piedra o animan a que otros tiren la piedra sobre los que ellos consideran malos. Se dice en Teología que la Gloria de Dios es que el honbre viva. Hay que disfrutar más la vida, defendiendo a los debiles y contribuyendo a luchar por un mundo mejor y más justo para todos. Como he oido en más de una ocasion sobre todo para aquellos que todo el dia nos dicen como tenemos que ser: "Hay que hacer más el Amor y joder menos" Asi seguro que otro gallo (rojo)nos cantaría.
Quizas me haya salido del tema pero esto me sirve de desahogo. Animo Josele tus escritos contribuyen a que sigamos en la brecha.

Jose Luis dijo...

Bueno, Aga; pues si no había quedado claro del todo, lo has terminado de puntualizar a la perfección. No, si acabaremos los dos fundando algo nuevo... ¿partido, organización, corriente, asociación, comunidad? :D El tiempo dirá. De momento, gracias de nuevo por los comentarios.

Sin pensarlo dijo...

Pues contad con mi apoyo, desde el + hacer el amor y - joder. Aunque sea desde un punto de vista no religioso aconfesional o como quiera llamarse, pero con muchos puntos en común. Porque todo lo que está/es existe, y todas las partes forman un todo. Y todo lo que está bien, está bien independientemente de quién lo haga o lo diga.

Gonzalo dijo...

Llego con días de retraso para comentar tu Entrada, Jose; pero -como te dije- quería ver la película, antes.
Total que por un motivo u otro, no ha sido posible, aunque ya caerá, ya.
Decirte (como los que han opinado ya) que teniendo tan claro tod@s el "camino" y siendo "aquel" mensaje de hace algo más de 2000 años, tan nuevo hoy,...
cada vez me sorprende más, además de lo que pasa, que siga pasando.
Un saludo y Enhorabuena por tu reflexión.