Algo nuevo comienza...

¡Hola a todos! Este es mi blog personal. Como bien dice el título, además de ser mi lugar personal, donde os iré informando a todos los que queréis saber de mí, sobre las pequeñas y grandes cosas comentables que continuamente nos ocurren, me gustaría que fuese eso; una encrucijada; donde se juntan diferentes y distantes mundos, que tal vez de otro modo nunca se encontrasen. Ahora el destino lo quiere así.Habrá opiniones sobre lo humano y lo divino, sobre lo políticamente correcto y sobre lo que no lo es tanto. Sobre temas incómodos y sobre los que todo el mundo quiere hablar. Sobre equilibrio y desequilibrio; sobre justicia y paz; sobre alimentación natural; sobre deporte y política; sobre amistad y vida social; sobre amor y trascendencia... En fin, sobre tantas cosas y tantos mundos...Un abrazo a todos y a todas.

jueves, 28 de junio de 2007

Velada televisiva (II)

Como decíamos antes; el pasado domingo ví un par de programas interesantes por televisión. Sí, sí, lo eran; no es broma. Estos sí me parecieron buenos. Los dos tocaban, desde muy diferentes puntos de vista, el tema de la ecología.

El primero trataba sobre la experiencia de Mataveneros, un pueblo de León que en su día (allá por los años 60) se abandonó, y posteriormente se repobló por gente del mundo alternativo, concretamente del movimiento ecologista "arco iris". Esta gente se estableció y reconstruyeron las infraestructuras básicas. No lo tuvieron fácil, y siguen sin tenerlo; pese a todo, siguen demostrando que es posible vivir de otra forma, apostando por otras cosas; mostrando cómo la alternativa, si bien nunca es perfecta (¿quién dijo que la utopía ha de serlo?), puede ser tan válida o incluso más que las que nos venden desde casi todos los medios a casi todas horas.

El segundo trataba sobre unas paradisíacas islas, en las Seychelles, en las que se han construído hoteles de máximo lujo para clientes muy exclusivos y exigentes; eso sí, todo muy bien integrado en el medio natural, y con un gran trabajo ecológico de conservación. Desde luego que todo se ha hecho a conciencia y probablemente esas islas se han salvado de una explotación salvaje de sus recursos naturales gracias a esos fastuosos hoteles que, a un servidor, le dan casi hasta miedo, y le hacen evocar los tiempos en que leíamos historias de "Las mil y una noches", y otras sobre grandes emperadores.

¡Qué diferente puede llegar a ser la visión que tenemos sobre qué significa ser ecológico! Uno no deja de sorprenderse de la gran diversidad que encontramos a nuestro alrededor; incluso a veces dentro del mismo tema. Y es que siempre ha habido categorías, y clases, faltaría más. Una es la ecología "vulgar", para el pueblo llano, y otra, la ecología "de élite". Me da la impresión, eso sí, que últimamente esta última es la que más nos venden, de la que más nos hablan. Es la ecología que busca que quede todo muy bonito; la que carece de una visión global del planeta y de sus problemas; la que no incluye el bienestar del ser humano dentro de sus premisas, o al menos no a todos; la que suele gustar a muchos políticos; en definitiva, la que no sería posible para todos. Pero también es la que se vende mejor; y ya se sabe que hoy en día, lo que mejor se vende es lo que triunfa. Está claro que es fácil vender algo que lo presentamos como "bueno, bonito y barato" al mismo tiempo. Todavía hoy en día nos creemos que eso es posible... incluso hablando de ecología.

2 comentarios:

m. lutreola dijo...

Aupa Josele. Adelante con tu blog!!
Cuéntanos algo más de Mataveneros.
¿Quién se anima a hacer algo parecido? Un abrazo a tod@s.

Jose Luis dijo...

Pues gracias por los comentarios. Sí que voy a poner algo más sobre Mataveneros; voy a poner un enlace a un sitio web donde se habla, no sólo de Mataveneros, sino de otros pueblos "con ideología", como dice el autor.

¡Saludos a todos!